PHE17 - A la pata coja.
Colección Eduardo Arroyo
Museo Lázaro Galdiano



25.05.17

La exposición "A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo" reúne una selección de fotografías de la colección personal del artista en la que todos los personajes retratados aparecen con un pie en el aire. Se trata de un homenaje a la fotografía en equilibrio, a la fotografía con riesgos.

La fotografía siempre ha despertado la curiosidad de Arroyo, que la recorta de los periódicos y compra en mercadillos y rastros. En sus viajes hace acopio de las fotografías más diversas pero prefiere el blanco y negro o el color sepia porque estimula su imaginación y produce pinturas nuevas. El caso es que todas las imágenes que ha ido recompilando tienen el mismo interés sin que la firma tenga importancia. Elige fotografías realizadas por profesionales famosos y de agencias de prensa pero, también, por autores anónimos que quedarán como desconocidos. De esta forma, confiere nobleza a la más humilde fotografía abandonada con su propio deterioro. Es más, los álbumes familiares olvidados nos invitan al interior de una vida ajena. Con ocasión de la exposición La oficina de San Jerónimo en Casa del Lector dos años atrás, Arroyo había presentado otro aspecto de su colección que consideraba arraigado en su propia obra relacionado con la figura de Simón del desierto.

El mosaico de imágenes presentadas ahora en el Museo Lázaro Galdiano agrupadas sin orden cronológico, constituye un espacio plástico singular por donde uno puede vagar a su antojo, descubriendo el misterio de cada fotografía y recorriendo la memoria del tiempo. El retrato, que es el paisaje favorito de Eduardo Arroyo, avanza a la pata coja entre equilibrios precarios intentando no tropezar nunca. Pero hay que saber utilizar la velocidad y mantener el equilibrio.


pulsa en la imagen
HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VERLA EN MAYOR TAMAÑO




Del 26/05/2017 al 27/08/2017
Museo Lázaro Galdiano. Sala Pardo Bazán
Comisarios: Eduardo Arroyo y Fabienne di Rocco




 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio
Una simpática imagen en la que María Yelo, directora del festival, posa "a la pata coja"


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio


 PHE17 - Museo Lázaro Galdiano - A la pata coja. Colección Eduardo Arroyo - Emilio Tenorio